Daniel Arsham de Snarkitecture desarrolló en 2011 esta instalación/exhibición que intenta explorar la arquitectura de excavación en contraposición con la de construcción en el Storefront for Art and Architecture, denominada Dig (en español cavar).

Para su realización se llenó la galería con una especie de foam de poliestireno y a continuación se excavaron túneles a través del material utilizando herramientas sencillas como martillos, picos y cinceles, para transformar una materia prima industrial en una caverna algo extraña e incierta para trabajar.

En la exposición se documenta el diálogo permanente entre las ideas de precisión y una soltura natural algo inventada, donde es precisamente esta negociación de la lógica con la intuición del diseño escultural la que prepara el escenario para la interacción entre el artista y el espectador.

Arsham, quien habitó la instalación durante un mes, convirtió el espacio en una especie de hormiguero humano enmarcando un trabajo que ocurre desde adentro hacia el exterior donde se encuentran los transeúntes y proporcionó en el espacio restante de la galería una entrada a la cueva que invita a los espectadores a ver la excavación de un espacio irreal creado en tiempo real.

Dig representa un experimento entre la precisión de un proyecto arquitectónico y la soltura de lo desconocido. Explora y contrapone el primitivismo con la arquitectura contemporánea, la complejidad de las superficies terminadas y la forma proporcionada por la sencillez de un espacio hecho totalmente a mano, descubriendo lo inconcebible dentro de lo concebible en un afán por entender las complejidades y similitudes entre ambas corrientes.

* Al finalizar la exposición el material se devolvió a la compañía manufacturera donde fue reciclado.