Egg Box

Por acido magenta

El cartón de huevos fue inventado en 1911 por Joseph Coyle y es un empaque con el que estamos bastante familiarizados en la actualidad.

Usualmente los cartones convencionales están hechos con diferentes materiales, pero por lo general se utiliza espuma de poliestireno, plástico o papel reciclado y pulpa moldeada en grandes cantidades.

Es por ello que la estudiante húngara Andrea Otília Erdélyi, quien actualmente se encuentra cursando una maestría en la Universidad Moholy-Nagy, se dio a la tarea de crear la Egg Box, que representa un diseño de empaque minimalista cuyo objetivo fue rediseñar la convencional caja de huevos con tan poco material como fuera posible, sin dejar de ofrecer la protección suficiente para el producto.

La caja, hecha con cartón natural, consiste sólo de una sola pieza con cortes en forma de elipse. Erdélyi afirma que los huevos, aunque expuestos, no se rompen debido a la amplia protección que el empaque proporciona.

Otras ventajas de este diseño en particular incluyen su capacidad para ser apilados, así como su transparencia de forma tal que el consumidor no tiene que abrir el envase para comprobar si los huevos están rotos. Además mejora enormemente la estética y funcionalidad del diseño original, siendo al mismo tiempo amigable con el medio ambiente y eficaz a la hora de eliminar residuos.

One Comment

  1. Alejandro Moya
    agosto 23, 2016 at 9:26 am · Responder

    Buenas noches… actualmente se puede consiguir este producto en el país? De ser así q valor tiene la unidad. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *