La firma Daiken-Met Architecture recién finalizó la construcción de sus Oficinas Sugoroku en Gifu, Japón. Un estudio que cuenta con 3 pisos de altura y un esqueleto de contenedores apilados entre sí que dan forma a las áreas de trabajo y espacios multifuncionales, solucionando así los grandes problemas que existen en su país con respecto a espacio y renta a causa del gran crecimiento de la población y la falta de espacio para vivir.

Los arquitectos decidieron crear una estructura temporal de 111 metros cuadrados que no requiriera construcción; el armazón de acero que cubre los contenedores sirve para reducir la carga del caparazón, el mobiliario y los usuarios, por lo que esta obra les permite ya finalizado el contrato de arrendamiento ser desmontada y llevada a otro lugar.

 

El uso de contenedores no es nuevo incluso en Costa Rica, recordemos que hace varios meses publicamos el trabajo del Arq. Benjamín García Saxe el cual también está creado bajo esta modalidad, logrando así crear una vivienda de primer nivel llamada Contenedores de Esperanza. En resumidas cuentas, este tipo de arquitectura es tendencia debido a su funcionalidad, ecología y bajo costo por lo que es posible que veamos muchas obras similares a ésta en un futuro cercano.

Vía Design Boom