Diseñado por la oficina KPF y  ubicado en los Alpes Japoneses encontramos el edificio para la Fábrica INCS Zero que fusionó en su diseño el paisaje con la arquitectura, el arte y la tecnología. Siendo un reflejo de su entorno el edificio está confeccionado con vidrio, metal, piedra y hormigón, que al ser mezclados en los espacios evocan a un equilibrio entre el interior y el exterior, enfocándose en  la integración de la luz natural y el paisaje al diseño.

El edificio consta principalmente de dos pisos en forma de L que contienen un jardín zen japonés interno.

El foco central de la edificación está dirigido a un pabellón ovalado envuelto en vidrio que se convierte en el espacio central de la composición.

La fábrica se encuentra en un nivel subterráneo y está contenida bajo muros de hormigón, siendo la base del mismo y que por medio de este material expresa el peso del edificio. Y aunque la edificación en general esté compuesta de hormigón se encuentra una suavidad en el mismo que está provocada por el verde de la vegetación del techo del edificio.

-       Arquitectos: Kohn Pedersen Foz Associates

-       Ubicación: Nagano, Japón

-       Área: 7 989m2

-       Fotografías: H.G. Esch, Iijima

http://www.kpf.com